Haz que tu gato ame su caja de arena

Los gatos son animales muy meticulosos y la caja de arena no escapa de sus exigencias. Ellos la usan para realizar sus necesidades, pero en ocasiones pueden dejarlo de lado.

Generalmente esto se debe a que no le estamos brindando las condiciones óptimas para que se sienta cómodo con su caja de arena. Te comparto algunos consejos que pueden facilitar esta tarea.

Si buscas arenas y artículos para tu minino, visita nuestra tienda.

La caja de arena de estar limpia

Como lo mencioné antes, los gatos son animales muy limpios. Por eso no es gratuito que se pase hasta el 50% de su tiempo activo lambiéndose y acicalándose. Cuando su caja de arena está sucia, no querrá usarla.

Tu gato pasa hasta el 50% d su tiempo acicalándose.

Si quieres saber más sobre por qué se lame tu gato, da click aquí

Te recomiendo que la limpies una vez a la semana y a diario trates de retirar las heces. Es muy importante que cuando retires la arena, limpies con agua y jabón suave la caja de arena, para evitar infecciones. No uses desinfectantes como el cloro, o con olores muy fuertes porque es posible que a tu gato no les gusten.

Debemos ponerla en un lugar tranquilo

De seguro, en algún momento has sentido muchísimas ganas de ir al baño, pero no lo hiciste porque el baño estaba en un lugar muy público. A tu gato le sucede lo mismo y si su caja de arena está en un lugar muy transitado, no la usará.

Busca poner la caja de arena en un lugar tranquilo que le brinde privacidad. Esto significa que debas buscar el lugar más lejano de la casa, pues esto tampoco será del agrado de tu gato. En una emergencia, no tendrá tiempo de ir hasta ese lugar. Buscará un lugar suave y limpio como tu alfombra para hacer sus necesidades.

Si tu gato no tiene una caja de arena cerca, buscará otras superficies suaves como el tapete para hacer sus necesidades.

Posición de la caja

La posición de la caja también es importante. En ocasiones, especialmente cuando la caja es cubierta, ponemos la entrada hacia pared. Pero esto tampoco es del agrado de tu minino.

La caja debe estar ubicada en un punto que le brinde visibilidad de la habitación.

El tamaño de la caja de arena

Tu felino debe tener el espacio suficiente para poder dar vueltas en la caja. En ocasiones pensamos que la caja que le compramos cuando son bebes es suficiente. Pero al crecer no será un espació cómodo.

Tu gato debe entrar en la caja de arena y debe poder dar vueltas en ella.

A tu gato le gusta oler sus heces y después taparlas, así que su caja debe darle la suficiente soltura para hacer estos movimientos. Asegúrate que si la caja es cubierta, la altura sea la necesaria.

Asociaciones positivas

Muchas personas suelen usar la caja de arena como castigo y esto no debe hacerse nunca. Si lo haces, solo lograrás que tu minino le tema a la caja de arena.

Cuando estás le estás enseñando a usarla, es importante que lo felicites cuando lo haga. Esto ayudará a que tu gato asocie el espacio con momentos felices. También ayuda que juegues con ellos en cerca de la caja.

No hay cajas suficientes

Cuando tienes más de un gato, posiblemente necesites más de una caja de arena. Normalmente los gatos no se sienten cómodos compartiendo su caja de arena y competirán por la que tienen. Lo recomendable es que siempre tengas una caja de más. Es decir, si tienes 3 gatos, debes tener 4 cajas.

Este vídeo puede ayudarte para que aprendas a limpiar mejor la caja de arena.

Haz que tu gato ame su caja de arena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba