Tu perro y tu gato, haz que se quieran

Logra que tu perro y tu gato se la lleven bien, sin morir en el intento

Puede ser que tengas un adorable perro en tu casa y ahora te enamoraste de un tierno gatito o vicerversa. Ahora quieres que tu perro y tu gato convivan juntos, pero de inmediato recuerdas la eterna rivalidad entre ellos.

Te asusta que nunca se puedan llevar bien y que tu casa se convierta en un campo de batalla. Es algo normal y que de seguro muchas personas como tú han vivido.

Tu perro y tu gato necesitan de tiempo para llevarse bien
Cuando les presentes es bueno que el gato pueda huir a un lugar donde el perro no pueda alcanzarlo

Cuando juntas un perro y un gato, estos juegan los papeles de cazador y presa (el perro es el cazador y el gato la presa). Pero la buena noticia es que no es imposible que se lleven bien. Tanto el perro como el gato son animales que, por naturaleza, son sociables.

Si quieres encontrar los mejores productos para tus mascotas, visita nuestra tienda.

Cosas que debes tener en cuenta

Antes de presentar tu perro y tu gato, debes pensar un poco en las personalidades de ambos. Puede que la mascota que tengas en casa, tenga una personalidad más dominante y poco sociable. Lo que complicaría un poco el proceso de la presentación. Por otro lado, podría ser muy sociable y amistoso y esto ayudará a que la adaptación sea más fácil.

Tu perro y tu gato se llevaron mejor si son cachorros
Cuando son cachorros, son más abiertos a socializar con otras especies

También, es importante tener en cuenta las edades de ambas mascotas. Pues si tu perro y tu gato se encuentran en edad adulta, el proceso de adaptación será mucho más complicado. En cambio si ambos son cachorros, será pan comido, pues ambos están más dispuesto a convivir con otros animales.

Encuentra más información de La edad humana de tu perro  y La edad humana de tu gato

Además, debes ten presente que los regaños no te ayudarán en lo absoluto. Si uno de las dos mascotas es regañada en el momento que los presentan tendrá un recuerdo negativo. Es decir, asociará el momento y la presencia del otro como algo malo y complicará más todo.

¡Cosas que debes hacer!

Hay una lista muy grande de recomendaciones y de pasos por hacer. Sin embargo, lo más importante que debes saber es que tu perro y tu gato necesitan tiempo y espacio. Si sigues estos pasos, facilitaras muchos el proceso.

tu perro y tu gato se llevan mejor si están en lugares separados
En un inicio es importante que los tengas en cuartos separados

Espacios separados: Cuando llegue el nuevo integrante a la familia, debes procurar que tu perro y tu gato estén en habitaciones separadas. Esto con el fin de que no se sientan extraños ni amenazados con la presencia del otro. De vez en cuando puedes intercambiarlos de habitación para que puedan comenzar a reconocer su olor.

Dejalos olfatear: Continuando con el punto anterior, es importante que ambos empiecen a reconocer el olor del otro. Tu perro y tu gato son especies territoriales por naturaleza y la forma en que se reconocen es por medio del olor.

Deja que se familiaricen con el olor de otro para que la presentación sea más cómoda. Puedes pasar una toalla húmeda por el cuerpo de uno y luego frotársela al otro, para que comience a asociar el aroma de forma positiva. También deja que se olfateen debajo de la puerta y analiza su comportamiento antes de presentarlos.

El cara a cara:  Si ya has analizado su comportamiento al olerse bajo la puerta y notas que ya no se asusta el gato o no se gruñen, es por que ha llegado el momento. Necesitaras de un espacio donde haya un lugar en el que se puede refugiar tu gato si se asusta. Pues si se siente acorralado y sin escapatoria, atacar es su respuesta natural.

Tu perro debe ir amarrado de la correa y debe ser agarrada con fuerza, aunque sin tensarla para que tu perro no lo asocie de mala manera. Busca que un familiar te ayude, pues alguien deberá sujetar el perro y tú el gato, de preferencia.

Deja que se vayan acercando poco a poco y observa su comportamiento. No hagas que la presentación dure mucho y mejor repite varias veces hasta que se acerquen con confianza y sin miedo.

Tu perro y tu gato podrán tener muy buena amistad
Con el tiempo podrán formar una relación amorosa

Este proceso puede durar hasta una semana e incluso dos. Así que no te preocupes si no funciona a la primera, lo importante es que lo hagas con constancia y respetes el espacio de cada uno para que no se sienta amenazado.

Trata de mimarlos a ambos por igual para que no sientan celos. Así también, pueden ver que si a su dueño les agrada la otra mascota, a ellos también les agradará.

Tu perro y tu gato, haz que se quieran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba